Vilanova de Arousa, en el corazón de las Rías Baixas

Bañado por 14 kilómetros de costa de principio a fin, pasando las playas de Las Sinas; con casi 3 kilómetros de disfrute de arena y mar, contando con servicios de duchas, aparcamientos, y numerosos restaurantes en sus proximidades, hasta las playas de El Terrón; conectadas al pueblo por una pasarela sobre el mar, donde las incontables playas rodean una amplia zona verde con paseos y rutas para bicicletas, lo que lo convierte en un entorno natural envidiable.

Por razones obvias, las conexión de esta villa con el mar siempre ha sido única y especial. Y es que; más allá del fantástico destino turístico en el que lo convierte, los barcos pesqueros que entran y salen del puerto cada día, las mariscadoras que cultivan y recogen en sus playas todo el año o las bateas en formación flotando en la lejanía, son la esencia inmortal de este lugar.

Por otro lado, este municipio está situado en un punto estratégico de la Ría, ya que se encuentra muy próximo a los lugares de interés, como Vilagarcía, Cambados, y en especial A Illa de Arousa, a la que se accede cruzando el puente.